Destructores Clase Bustamante

Estos buques fueron los primeros destructores entregados a la Armada Española en el siglo XX. Construidos dentro del programa naval de Ferrándiz, fueron los peores buques de ese programa, pequeños y anticuados desde su construcción. Vamos a analizar sus características y su corta carrera operativa.
Foto de portada: Destructor Villaamil. Fuente: Wikipedia.

Publicidad




Origen

Estos buques fueron encargados dentro de las unidades programadas en la Ley Maura-Ferrándiz. Inicialmente se habla de tres destructores o tres submarinos, destinándose 6.300.000 pesetas a su construcción. Finalmente se decide la construcción de los destructores para actuar como escolta de los acorazados clase España.

 Puesta en QuillaBotaduraEntra en ServicioBaja
Bustamante25/08/191103/01/191323/03/191419/12/1930
Villaamil22/11/191210/12/191316/08/191621/08/1931
Cadarso25/09/191318/12/191425/08/191708/01/1932

 

Características

Básicamente, los Bustamante eran una actualización de los destructores clase Furor, con forma más modernas y mejor comportamiento marinero, pero muy inferiores a los destructores contemporáneos de las principales marinas.

El diseño fue realizado por John Brown & Co, prestigiosa firma británica. Los astilleros de la SECN de Cartagena fueron los encargados de la construcción de los tres destructores.

El casco era un diseño clásico de la época, con una proa y popa recta y un castillo de proa hasta el puente de mando, para mejorar su comportamiento en mala mar. Disponía de un único timón, parte del cual se encontraba por encima de la línea de flotación.

Plano Destructor clase bustamante alzado

Plano del Bustamante. Fuente: Revista Engineering febrero 1916

Dotados de dos chimeneas, la proel más alta que la popel, ambas con una pronunciada caída. También disponían de dos mástiles, el proel situado entre el puente de mando y la chimenea y el popel, de menor tamaño, entre el cañón popel y el segundo montaje lanzatorpedos. Aparte de los conductos de ventilación, la única superestructura era el pequeño puente de mando.

Dimensiones 
Eslora67,45 m
Manga6,75 m
Calado2,16 m
Desplazamiento
Normal370 toneladas
Plena Carga578 toneladas
Propulsión
Calderas4 Normand
Turbinas3 Parsons
Potencia6.250 cv
Velocidad28 nudos
Autonomía950 millas a 20 nudos
Armamento
Cañones5 de 57mm
Tubos lanzatorpedos4 de 450mm
Tripulación83

Publicidad




La dotación asignada inicialmente era un capitán de corbeta, 4 oficiales y 78 marineros.

Maquinaria

Estaban propulsado por 3 turbinas Parsons a tres ejes, generando 6.250 cv, que les permitía alcanzar los 28 nudos como velocidad máxima.

El vapor era producido por cuatro calderas tipo Normand a una presión máxima de 16,5 kg/cm2.

Plano Destructor clase bustamante planta

Plano del Bustamante. Fuente: Revista Engineering febrero 1916

La capacidad normal de carbón eran 80 toneladas, alcanzando las 110 toneladas a plena carga. La autonomía era de 950 millas a 20 nudos y 1065 millas a 12 nudos.

Armamento

El armamento artillero consistía en 5 cañones modelo Vickers de 57/50 mm, en montajes sencillos protegidos por unos pequeños escudos. Dos piezas estaban emplazadas en la proa, una en popa y las dos restantes una por banda, la de babor entre las chimeneas y la de estribor detrás del montaje de tubos lanzatorpedos proel.

Estos cañones eran completamente inadecuados para su misión, teniendo estos barcos menor poder artillero que los ya obsoletos Furor.

Maqueta destructor bustamante

Maqueta destructor clase Bustamante en el Museo Naval de Madrid.

El armamento torpedero estaba formado por dos montajes dobles giratorios de 450mm. Estaban situados los dos en crujía, uno detrás de la chimenea popel sobre una pequeña plataforma y el otro sobre cubierta delante de la pieza popel de 57mm.

Historial

Los tres buques de la serie fueron bautizados, de forma muy acertada, con nombres de marinos destacadas en la guerra del 98. Cadarso fue el capitán del crucero Reina Cristina, muriendo en este buque durante la batalla de Cavite. El capitán de navío Bustamante murió en la batalla de las Lomas de San Juan cuando comandaba a la marinería desembarcada de la Escuadra de Cervera para hacer frente a los norteamericanos por tierra. El capitán de navío Villaamil, padre del Destructor, murió a bordo del destructor Furor en la batalla de Santiago de Cuba.

Bustamante

A su entrada en servicio, se incorporó a la Escuadra de Instrucción, formada por los supervivientes del 98 (Pelayo, Carlos V, Princesa de Asturias, Cataluña, Reina Regente y los cuatro destructores clase Furor), junto al nuevo acorazado España.

Destructor Bustamante

Destructor Bustamante. Fuente: Todoavante.

En junio de 1916 participo encuadrado en esta unidad en las maniobras celebradas en aguas gallegas. El 6 de noviembre, rumbo a la Ría de Arosa, pudo demostrar sus cualidades marineras al sufrir un fuerte temporal.

Desde agosto de 1918 se encargó, con otras unidades, de la custodia del submarino alemán UC-56, internado en Santander.

En 1920 fue destinado a aguas africanas, participando el 4 de agosto de 1921, junto al cañonero Lauria y el crucero Cataluña, en la captura de posiciones enemigas en la Restinga. Durante 1922 fue asignado a la protección de los convoyes que aprovisionaban las posiciones españolas, entablando numerosos duelos con la artillería de Abd el-Krim.

En julio de 1922 fue asignado nuevamente a la Escuadra de instrucción, pasando en febrero de 1926 a la Escuela Naval Militar de San Fernando, donde fue dado de baja en 1930 y posteriormente desguazado.

Villaamil

Asignado a la Escuadra de Instrucción a su entrada en servicio, en 1917 fue asignado a la Flotilla del Polígono de Tiro Naval Janer en Marín.

Destructor Villaamil

Destructor Villaamil. Fuente: Todoavante.

Aparte de los ejercicios normales, la carrera operativa del Villaamil fue bastante tranquila. Durante agosto de 1918 fue una de las unidades asignadas a la custodia del submarino alemán UC-56 internado en Santander.

En 1922 participo en la inauguración del puerto fluvial de Bruselas. En noviembre de 1923 formo parte de la escuadra que transporto a los Reyes a su visita a Roma.

El 21 de agosto de 1931 deja de pertenecer a la Escuadrilla del Polígono de Tiro, pasando al Arsenal del Ferrol donde es dado de baja y destinado al desguace.

Cadarso

Tras su entrada en servicio, fue asignado a labores de patrulla y realizo varias misiones en aguas africanas. El 18 de agosto de 1923 forma parte de la escuadra que realiza el desembarco de Afrau. En noviembre de este año forma parte de la escuadra que lleva a los Reyes de España de visita a Italia.

Destructor Cadarso

Destructor Cadarso. Fuente: Todoavante.

En mayo de 1928, junto al portahidroaviones Dédalo y otras unidades menores, presto apoyo a una brigada aérea italiana que visito varias bases españolas.

Durante el mes de octubre de 1929 participo en la Baleares en unas maniobras que juntaron a 58 unidades de la flota, además de un considerable número de aviones de la Aeronáutica Naval.

A finales de 1930 se produce la baja en la Armada, siendo desguazado posteriormente.

Los Bustamante en perspectiva

Aunque muy necesitados por la Armada Española, que en esa época sólo disponía de cuatro destructores clase Terror, ya completamente obsoletos, el valor aportado por los destructores clase Bustamante a la flota fue muy bajo y el resultado operativo fue francamente malo. Ninguno supero los 16 años en servicio.

Publicidad




Estos barcos, en cantidad y en prestaciones fueron la parte más criticable del Plan Naval de Ferrándiz. Consideramos este plan muy acertado en los buques seleccionados y en el tremendo impulso que dio a la industria nacional y a la naval en particular.

Pero hubiera sido más adecuado reducir el número de torpederos construidos y aumentar a seis el número de destructores a construir con un desplazamientos y características más acordes a su época de diseño.

Nuestro agradecimiento a Todoavante por facilitarnos parte del material gráfico del artículo.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

 

Deja un comentario