La Armada Española y el F-35B

Últimamente se ha hablado mucho en los medios sobre la compra por parte de España del controvertido y caro F-35. Mientras que para el Ejército del Aire existen varias alternativas, en el caso de la Armada Española, la decisión es clara, o F-35 o nada.

Cada vez que sale el tema de la posible compra de este modelo por parte de la Armada Española, me hago numerosas preguntas. Vamos a intentar responderlas.

(Foto de portada: avión F-35B en Riat 2016 autor: Airwolfhound)

¿Cuál es el sustituto del Harrier?

Realmente no es una pregunta, es una afirmación. El F-35B es el único sustituto posible del Harrier si queremos seguir usando un avión V/STOL (vertical/short take-off and landing).

Publicidad




Dado que el único buque de la flota con capacidad de operar aviones, el Juan Carlos I, sólo puedo operar aviones V/STOL y que la posibilidad de construir un portaaviones con catapultas y cables de frenado es a corto y medio plazo nula, es claro que sólo podemos hablar de un avión como sustituto de nuestros actuales Harrier: el F-35B.

¿Cuánto cuesta el F-35B Lightning II?

Una de las variables más importantes a la hora de decidir si se adquiere este sistema es el coste, o dentro de nuestro mar de preguntas la cuestión sería: ¿puede la Armada pagar el coste de adquirirlos y operarlos?

El coste de cualquier sistema de armas moderno es uno de los grandes misterios actuales, sujeto a secretos, rumores, falsedades y una completa falta de transparencia en muchos países, especialmente en España.

El primer coste a considerar es el de adquisición.

Los últimos datos oficiales son los del LRIP 10 con un coste de 122,4 millones de dólares por cada F-35B. Con el cambio actual, eso supone unos 98 millones de euros.

Es previsible (y es lo que ha ocurrido respecto al LRIP 9 con una reducción del 6,7%) que el precio siga bajando, aunque no hay que esperar que baje de los 100 millones de dólares por aparato.

Aparte del precio del propio avión, en el momento de la adquisición también hay que comprar elementos para la operación y mantenimiento adicionales que encarecen considerablemente la factura. Es muy difícil cuantificar el coste de estos elementos, ya que dependen de muchos factores, incluyendo el número total de aparatos a adquirir.

Pensemos en 100 millones de euros por cada avión más un 50% en estos elementos de apoyo.

En total, 150 millones de euros por avión.

Una vez adquirido, hay que operarlo, ¿cuánto cuesta operar un F-35?

Hay numerosas publicaciones con el concepto de coste por hora de vuelo (cost per flight hour en inglés). El primer problema es que resulta muy complicado identificar que variables y gastos se incluyen en ese teórico coste por hora de vuelo.

Se han publicado muchas cifras, desde los 20.000$ del F-35ª a más de 47.000$ del mismo modelo.

Para no quedarnos cortes en este apartado, voy a estimar 60.000 euros por hora de vuelo.

En comparación, las cifras publicadas de los Harriers de los Marines son 18.000$ por hora de vuelo.

No vamos a estimar una tercera partida de gasto que es la necesaria para modernizar el avión a lo largo de su vida operativa. Si es difícil estimar los dos anteriores apartadas, me veo completamente incapaz de hacer una aproximación sobre los costes de modernización.

En resumen, adquirir un F-35 va a costar, en el escenario más optimista, unos 150 millones de euros y operarlo cada año, asumiendo unas modestas 100 horas de vuelo anuales, unos 6 millones de euros.

¿Necesita la Armada el F-35B?

La respuesta más razonable es con otra pregunta: ¿Qué Armada queremos?

El coste y las capacidades ofrecidas por este avión influenciaran de forma decisiva la estructura y capacidades de nuestra flota.

Para tomar esta decisión, lo primero que hay que hacer es analizar lo que le puede aportar a la Armada (y a las FAS españolas) el Lightning.

F-35B Aterrizaje vertical

F-35B. Autor: nick goodrum.

Vamos a partir de una unidad de 10 aparatos embarcada en el Juan Carlos I, que podrían realizar misiones de:

Defensa aérea

Con este número de aparatos, sería posible mantener una CAP de dos aviones por un periodo corto de tiempo.

Suponiendo que en el grupo de combate hay alguna F-100 (o de las futuras F-110) y que la Armada también recupera alguna capacidad AEW, harían a esta fuerza un rival bastante difícil de atacar por aire.

Aunque las capacidades en combate cercano no parecen ser mejores que las de los F-16 y F-18 que esta reemplazando, su radar le proporciona muy buenas características en los combates más allá del horizonte.

El único punto negativo es que sólo puede portar dos AMRAAM en las bodegas, por lo que, al llevar misiles en los soportes alares, perderá gran parte de su furtividad.

Apoyo cercano

Este tipo de misiones están relacionadas con las operaciones anfibias que puede acometer la Armada. En una incursión anfibia o cualquier misión de mantenimiento de paz (en las que tan alta participación han tenido nuestros ejércitos durante las últimas décadas) es incuestionable la necesidad de aparatos que proporcionen apoyo cercano a las tropas encargadas de este tipo de misiones.

Publicidad




Esta es la única de las capacidades que se podrían reemplazar en el caso de que no se adquiriera el avión. Los Tigre de las FAMET de forma puntual o una adquisición de helicópteros de ataque por parte de la Armada realizarían estas funciones posiblemente de forma más eficaz.

Guerra electrónica y supresión de defensas

Este se supone que es uno de los puntos fuertes del F-35. Su (teórica) baja firma radar y su equipamiento electrónico, junto a las correspondientes armas anti-radar, le hacen un enemigo temible ante cualquier defensa antiaérea.

Viendo la proliferación de sistemas antiaéreos cada vez más efectivos, es una cualidad que hay que tener muy en cuenta.

Ataque

La autonomía y la capacidad de armarlo con misiles anti-buque o de crucero para ataque de objetivos terrestres, junto a su (teórica) baja firma radar, le hacen una amenaza a tener en cuenta por parte de cualquier posible adversario.

Esto, unido a la movilidad que proporciona un grupo naval de combate, generaría una gran incertidumbre al adversario sobre la procedencia de los posibles ataques, teniendo que tomar la siempre difícil decisión de como distribuir tus defensas o que puntos dejar indefensos.

¿Qué tiene que sacrificar la Armada?

Las ventajas que aportaría el F-35B son claras: supondrían un vector versátil que añadiría varias capacidades que la Armada no podría poseer de otra manera.

Pero, ¿a qué precio?

En el siguiente apartado veremos el número de aparatos a adquirir y el coste estimado.

F-35B sobrevolando el USS America

F-35B sobrevolando el USS America. Autor: Official U.S. Navy Page

Este coste supondría, aproximadamente, 1 F-110 y 2 S-80 adicionales (coste de adquisición y operación).

Los partidarios de no adquirir el F-35 argumentarán, con toda la razón, que necesitamos esos buques ante el escaso numero de fragatas y submarinos disponibles.

También argumentaran, nuevamente con razón, que el número de aviones a comprar es muy pequeño cómo para resultar tan significativo su impacto.

Por el contrario, los partidarios de la adquisición del Lightning (entre los que me encuentro) sólo tendrán un argumento, pero fundamental: proporciona capacidades que no son posibles de sustituir por otros sistemas operados por la Armada.

En mi opinión, este avión aumentaría significativamente las capacidades de la Armada y aumentaría su versatilidad para hacer frente tanto a las situaciones y misiones que se le plantean actualmente como a las que nunca has pensado que vas a tener que enfrentarte, pero finalmente ocurren.

¿Cuántos F-35?

Teniendo en cuenta el coste de adquisición y mantenimiento discutido anteriormente, ¿cuál es el número mínimo a comprar?

Si queremos sustituir a la fuerza actual, 12 serían suficientes.

Con las cifras que he estimado en el apartado anterior, esto supondría un coste de 1.800 millones de euros para adquirirlos y 72 millones al año para operarlos.

Pero si nos plantemos una unidad embarcada en el Juan Carlos I de 8-10 aviones, el número mínimo serian 15-16 aparatos. Esto nos permitiría embarcar de forma puntual (no continua) esa unidad de 8-10 aviones.

Usando las mismas estimaciones de coste por aparato, esto supondría un coste de 2.400 millones de euros para adquirirlos y cerca de 100 millones al año para operarlos.

¿Hasta cuándo el Harrier?

La Armada Española opera 12 AV-8B plus y un TAV-8B para entrenamiento.

Durante el año 2014 se dieron de baja los 4 Harrier que no estaban al nivel plus (con radar). Está baja se debió al alto coste que suponía mantener en solitario una configuración única para sólo 4 aparatos, aunque el motivo fundamental fue la penuria presupuestaria de la última década.

El último acuerdo de mantenimiento firmado con EEUU e Italia finaliza en 2024 y es seguro que no se prolongará por estos países al tener ya operativos la mayor parte de sus F-35.

Armada Española AV-8bplus Harrier

AV-8B Plus (Autor: Joaquín)

Esto significa que, a partir de ese año, la Armada se queda sola para afrontar el mantenimiento de sus Harriers. Si es posible alargar la vida del avión si se consiguen a buen precio los restos de stocks de los americanos y los italianos, pero nunca más allá del 2030.

Pero en estas fechas, el Harrier estará completamente obsoleto. ¿Tiene sentido seguir operándolo en esas fechas o es mejor darlo de baja cuanto antes para invertir esos recursos en otras necesidades?

Depende de la decisión de que tipo de armada quieres para el futuro.

Si has decidido adquirir el F-35, si es necesario mantener el Harrier hasta la llegada de este, para mantener la experiencia en la operación de aparatos de ala fija.

Si, por el contrario, la decisión es no seguir contando con aparatos de ala fija, yo los daría de baja en el 2024.

¿Una Fuerza Conjunta?

Los F-18 del Ejército del Aire (los 72 del programa FACA) y los Harrier de la Armada tienen que sustituirse en el periodo 2025-2030. Hay voces que claman por una compra conjunta del F-35, aunque el Ministerio de Defensa parece más inclinado a buscar otros candidatos para los F-18.

Una opción, a priori muy razonable, sería la compra de 72 F-35, 48 en la versión A y 24 en la B, siendo estos últimos operados de forma conjunta por el Ejército del Aire y la Armada.

Después de leer el último párrafo, mas de uno me estaréis calificando de ignorante, idealista, impío y alguna cosa más, seguramente con toda la razón del mundo.

Pero, pensado fríamente, es la mejor solución para ambos cuerpos para obtener un número mínimo de aparatos con los presupuestos actuales dedicados a defensa y maximizar las sinergias y ahorros en adquisición y mantenimiento.

F-18 Ejercito del Aire. F-35 para la Armada Española

F-18 del Ejército del Aire. Autor: Ejército del Aire.

Esos 24 aparatos permitirían disponer de forma casi continua de un ala embarcada de 10-12 aparatos y en el supuesto de la adquisición de un segundo Juan Carlos I para la Armada, un grupo de combate de forma permanente.

La Royal Navy y la RAF formaron esta unidad conjunta con los Harrier de la Royal Navy y la RAF en la denominada Joint Force Harrier desde el año 2000 hasta la baja de los Harrier ingleses en 2011.

Tanto el Reino Unido como Italia van a operar F-35B en sus respectivas armadas y fuerzas aéreas. En el caso de Italia, los planes actuales son 60 F-35A y 15 F-35B para la fuerza aérea y 15 F-35B para su armada.

Es cierto que esta solución puede provocar “tensiones” entre ambos cuerpos y hace falta definir de forma muy clara como serían la toma de decisiones de cómo se operaría esta fuerza conjunta. También habría que analizar como se repartían mandos y tripulaciones, así como costes.

Sinceramente, creo que es la mejor solución para la Armada y por supuesto, para el Ejército del Aire.

¿Cuál es tu opinión? Coméntalo en el post o en las redes sociales de BlogNaval.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Facebook
Twitter
Google+
Email
Imprimir

7 comentarios en “La Armada Española y el F-35B

  1. Y pedir un eurofiter versión harrier para España y luego vender ese modelo a otros países. Resultaría muy caro. Yo apostaría por un portaaviones y vender el jc1 a un país que opere con el f35b como la India o Australia. Y nosotros con u ef2000 naval o super hornet en su nueva versión. Invertir y vender

    • Gracias por tu comentario.

      El problema a lo que propones (y estoy de acuerdo en lo de invertir y vender) es el coste. Hace años se hablo de un EF-2000 naval, pero no paso de algún dibujo. Al coste del desarrollo le tienes que sumar el coste del aparato y el coste del portaaviones con catapultas y cables de frenado. Si vendes el JC1 te quedas sin la mitad de tu capacidad anfibia, que no te la proporcionaría ese portaaviones.

  2. Estoy de acuerdo con tigo pero tenemos el buque Galicia que es un buque de asalto anfibio .Y se podría construir un barco específico portaelicopteros y anfibio nos daría para eso .el coste del programa f35 sale por un pico e leído que la versión b cuesta sobre 200 millones de euros . Los 60 aviones que se quieren compar echemos cuentas .por lo que e leído Australia compraría el mismo número y saldría cerca de 12000 millones si no me equivoco rectificarmelo Se sabe algo del futuro caza europeo que Alemania y Francia con España quieren realizar

    • Los dos Galicia son el 50% de nuestra capacidad anfibia, y son barcos que están entrando en su 3ª década de servicio. Lo que no entiendo muy bien es para qué construir un barco portahelicópteros cuando ya tienes el JC1.

      Respecto al futuro caza europeo, si alguna vez lo vemos volar, no será antes del 2030 y más bien como sustituto de los actuales EFA.

      Saludos.

  3. Sería la única opción, lo compraría solo para la armada no menos de veinte, sin dar de lado un verdadero portaaviones no solo para ampliar nuestra presencia en el mundo si no para que nuestras tropas tengan apoyo aéreo cerca cuando haga falta, porque como tampoco tenemos los tigres navales no podemos llevarlos por donde están los soldados desplegados, que vergüenza, con lo que nos cuestan pero eso es para otro día que me gustaría tratar de porque no tenemos helicópteros de combate navalizados. Un saludo

  4. El único problema real de la solución propuesta es la lucha interna entre ejército del aire y la armada. A mi, personalmente la propuesta de compra conjunta me parece la más razonable, incluso reducía el número de f35A, sustituiría los Harrier y los F18 por un número menor de F35B (unos 30), F35A (20 aprox) y UCAVs europeos (si sale algo decente).

    • Gracias por tu comentario.
      Si, tienes razón, los “roces” entre los diferentes ejércitos pueden ser el principal problema para esta propuesta.
      Respecto al número, lo ideal sería esos 72 más cierto número de UCAVs, ya que hay que sustituir a 72 F-18 + 13 AV-8B (sin contar los 4 Day dados de baja). Pero todos conocemos los presupuestos.

      Saludos.
      Paco

Deja un comentario